Skip to main content

¿Cómo usar la copa menstrual por primera vez?

La primera vez que te enfrentas a la copa menstrual da nervios, tienes muchas dudas y preguntas…por ello, antes de que llegue ese momento, prepárate e infórmate con este post. La información es poder!! Y también, tienes que tener paciencia, porque se requiere de práctica para adaptarse. En general, luego de hasta 3 ciclos ya te sentirás cómoda usándola.

Partiremos recordando que cada mujer es distinta. Puede que tu amiga aprendiera a usar la copa menstrual desde el minuto 1, pero que en tu caso requieras un par de ciclos de práctica y autoconocimiento. Es algo muy normal!! Es necesario que conozcas lo básico de tu anatomía:

Pasos para colocar la copa menstrual

La Copa menstrual neWoman ciclo está hecha de silicona médica 100% hipoalergénica de alta calidad. Un material flexible pero suficientemente rígido, que se adapta a tus músculos vaginales y no reseca, ni altera el pH de tu vagina.

Lávate las manos 

La copa menstrual no deja de ser un producto que introducimos dentro de la vagina, entrando en contacto directo con nuestra piel y mucosas, por eso es muy importante que te laves siempre antes las manos con agua y jabón. No hay problemas si tienes las uñas largas, pero deben estar limpias.

Busca una posición cómoda

Hay distintas posiciones en las cuales puedes intentar ponerla: acostada en la cama, en cuclillas en el suelo, con un pie apoyado en el borde del WC… mi recomendación es que la primera vez que te pongas la copa menstrual lo hagas en la ducha. Cuando estamos inseguras, los músculos se tienden a contraer más y te puede costar introducir la copa, el agua caliente te ayuda a relajarte, a soltar los músculos de la vagina. Y así además, no te preocupas si manchas algo, puedes estar en cuclillas o con las piernas flectadas. Cuando ya tienes práctica, puedes hacerlo subiendo una pierna a la taza del WC, sentada en el WC o simplemente flectando las piernas.

Dobla la copa

Cuando ves la copa menstrual piensas que es imposible que eso entre dentro de tu vagina. Lo que pasa es que se introduce doblada!!

Hay dos formas de doblarla, si es tu primera vez, puede ser más fácil partir doblándola en “Flor”.

Introduce la copa 

Moja la copa menstrual con agua. Con los dos dedos de una mano, debes abrir los labios de la vagina. Con la otra mano, que sujeta la copa doblada, debes introducirla lentamente dentro de la vagina, de manera tal que la bolita inferior quede a ras de los labios vaginales. Así que, la mayoría de veces, apenas tienes que introducir los dedos para colocarla… Si te fijas en la imagen, no va completamente recta hacia arriba, sino algo más inclinada hacia la columna vertebral (hacia la espalda). Si la notas un poquito, al caminar se va a subir. Si te sigue molestando, es que no quedó bien puesta…pero no te preocupes! A diferencia de los productos desechables, con la copa menstrual puedes sacarla y volver a introducirla las veces que lo necesites!

Comprueba que se ha abierto correctamente

Cómo asegurarte que la copa quedó bien puesta, o sea, que está abierta? Al introducirla y soltar los dedos, lo habitual es que se  abra dentro de la vagina sin necesidad de hacer nada más. Si no tienes pérdidas y no te molesta, indica que está bien puesta! Pero si quieres asegurarte, prueba lo siguiente:

  • Rodea la copa con un dedo
  • Gírala sobre sí misma suavemente
  • Pasa el dedo alrededor, y si notas un bulto lo aprietas para que se abra
  • Cambia la forma en la que te la pones (si la pones en flor, ahora ponla en C)

Lo importante es que te sientas cómoda con ella y no tengas pérdidas (no más de un par de gotitas quizás). Al principio, sobre todo si nunca antes habías usado tampones o es la primera vez que usas la copa, puede que la sientas durante unos minutos, pero esto no tiene nada que ver con sentir dolor o molestia. Seguramente en cuanto empieces a hacer cosas te olvides de que está ahí.

Cómo quitar la copa menstrual

Otra gran pregunta… que también genera muchas dudas. ¿Cómo la saco? ¿Y si no la puedo sacar? ¡¿Y si se pierde dentro de mí?!

Tranquila, si vuelves a mirar la imagen en que se ve la copa menstrual puesta, te vas a dar cuenta que no puede perderse dentro de tu cuerpo. El canal vaginal mide entre 8 y 10 cm en promedio, por lo que con un dedo puedes llegar al final. En el extremo, se encuentra nuestro cérvix o cuello del útero, el cual es sumamente estrecho y no deja que nada pase más allá. Así que la copa SIEMPRE va a salir! Para saber más al respecto haz click acá.

Deja un comentario